Ataque de palometas en el río Paraná

11 meses atrás por en Ecología, Salud, Sociedad
palometas-dentor

En Rosario hubo al menos unas 60 personas que padecieron mordeduras. Una menor sufrió la amputación de parte de un dedo.

Un ataque de palometas, especie de la familia de los peces piraña, generó diversas lesiones a unas 60 personas, siete de ellas niños, que se bañaban en un balneario de la zona norte de la ciudad de Rosario por las altas temperaturas que desde hace varios días soporta esa ciudad santafesina.

Entre los heridos más graves figura una niña de siete años que sufrió la amputación de parte de un dedo mientras se bañaba, al igual que las otras personas, en el paseo y balneario Rambla Catalunya, adonde se habían acercado para combatir el intenso calor.

Desde el Sistema de Emergencias Integrados (SIES) se informó a Télam que a raíz del sorpresivo ataque de las ´palometas´, “una nena de siete años sufrió la amputación de parte de su dedo meñique”, por lo que fue trasladada al Hospital de Niños Víctor Vilela de Rosario, donde se repone de las heridas causadas por los peces.

Además, “otro menor también resultó con fractura expuesta en un dedo de su mano al ser mordido por las palometas”, confirmó la subsecretaria de Salud de la Municipalidad de Rosario, Gabriela Quintanilla.

“Hubo 60 personas heridas en total, de las cuales siete son niños y dos de ellos con serias lesiones. La nena que perdió parte de su falange del dedo meñique y otro niño de corta edad que resultó con fractura expuesta en uno de los dedos de su mano”, precisó Quintanilla.

Sobre las razones del sorpresivo ataque de los peces a los bañistas, la funcionaria comentó que “entiendo que es una circunstancia periódica que tiene que ver con el aumento de la temperatura, y que el cardumen, por lo que me han explicado, actúa por unas horas y luego desaparece”.

Quintanilla dijo que el pico de ataques de las palometas se dio después del mediodía “entre las 14 y 15 horas y luego fue disminuyendo” y añadió que otros años “también se registraron ataques de palometas”.

Estimo que este ataque “se trata de una conjunción de altas temperaturas más algunos otros factores ambientales, que los biólogos podrían explicar mejor. Lo que sé, es que estos ataques tienen cierta periodicidad”.

Por su parte, el director del SIES, Federico Cornier, dijo a la prensa que la mayoría de las 60 personas atendidas hoy “sufrió lesiones leves en las manos, pies y tobillos”.

En tanto, otra fuente del SIES dijo que en el caso de la menor atacada hoy “perdió el dedo entero, y después se reportaron decenas de casos de personas con distintas lesiones”.

“Incluso, tuvo que intervenir gente de Prefectura Naval para evitar que la gente se bañe en el río, porque así como entraban, salían con mordeduras”, apuntó el vocero.

Agregó además que “el calor fue muy agobiante (37 grados) y probablemente las palometas estarían cerca de la costa, escapando del agua caliente”.

Según el Instituto Nacional de Limnología (INALI), son muchas las especies de palometas que existen, pero las comunes en esta zona son las pilopleura, conocida como piraña, palometa brava o palometa brillante; y la nattereri, llamada palometa mora o palometa pacusa.

Para los rosarinos, el calor y esos peces de filosos dientes están íntimamente relacionados, ya que con las elevadas temperaturas aparecen las palometas en el río.

Por lo general, atacan los dedos y plantas de los pies de los bañistas y sus mordeduras son profundas.

Fuente: Télam.

Crédito Foto: Diario el Ciudadano de Rosario.