Beneficios de dormir bien

Uno de los mejores placeres que experimenta el ser humano es dormir. Nada mejor que soñar plácidamente sin interrupciones. Los beneficios van desde mejoras en el corazón y el peso hasta en la mente. Dormir te hace sentir mejor, además de mejorar tu estado de ánimo y quitarte las ojeras, trae importantes beneficios en términos de salud. Es por ello que en Conectate Paraná invitamos a conocer los 12 beneficios para el cuerpo y el alma de un descanso reparador.

 

Dormir bien aumenta la resistencia física

Con un sueño reparador nos cansamos menos y tenemos mejor resistencia aeróbica, fundamental para deportistas. Varios estudios realizados por la Universidad de Stanford (EE.UU.) confirmaron que los atletas que dormían 10 horas en período de competición mejoraban tanto sus tiempos como su resistencia física.

Dormir bien mejora la atención

Los niños no reaccionan de la misma manera a la privación de sueño que los adultos. Según un estudio publicado en la revista Pediatrics, los niños de entre siete y ocho años que duermen menos de ocho horas tienen más probabilidades de ser hiperactivos, distraídos e impulsivos. Y es que la falta de sueño continuada puede derivar en síntomas de TDAH (Trastorno por déficit de atención con hiperactividad) en los más pequeños.

Dormir bien nos hace más atractivos

El mejor tratamiento de belleza, más natural y económico es el sueño reparador. Un estudio publicado en la revista British Medical Journal demostró que las personas que duermen bien durante la noche resultan más atractivas y más saludables para los demás que las personas que duermen poco y mal.

Dormir bien protege el corazón

Existen varios estudios que avalan la teoría de que las personas con falta de sueño continuo (insomnio) tienen tres veces más posibilidades de sufrir una insuficiencia cardíaca que los que duermen bien a diario. Una de las investigaciones, publicada en la revista European Heart Journal, encontró que el insomnio aumentaba los niveles en sangre de las hormonas del estrés. Esto a su vez incrementaba la tensión arterial, la frecuencia cardiaca y también el colesterol, todos ellos factores de riesgo para nuestra salud cardiovascular.

Dormir bien incrementa la creatividad

Según la Fundación Española del Corazón, cuando el cerebro está descansado y la producción de hormonas es equilibrada, nuestra memoria funciona mucho más eficientemente; esta circunstancia provoca que nuestra imaginación se dispare y nos vuelva más creativos.

Dormir bien combate la depresión

Está claro que dormir relaja nuestro organismo y gracias a ello nuestro cuerpo produce más melanina y más serotonina; ambas hormonas contrarrestan eficazmente los efectos de las hormonas del estrés (adrenalina y cortisol). Cuando nos despertamos, nos sentimos mejor tanto física como emocionalmente. Por contra, no dormir bien aumenta la producción de las hormonas del estrés, ayudando a la depresión a asentarse un poco más en nosotros, según la Fundación Española del Corazón.

Dormir bien mejora el sistema inmunológico 

Una investigación de la Universidad Carnegie Mellon (EE.UU.) concluyó que las personas que duermen menos de siete horas al día son tres veces más propensas a resfriarse que las que duermen ocho horas o más. Así pues, no dormir lo suficiente debilita nuestro sistema inmunológico y dormir bien lo impulsa. Todo esto ocurre porque durante el tiempo de sueño el sistema inmunitario aprovecha para regenerarse y así poder luchar con eficacia contra contra las toxinas y los gérmenes.

Dormir bien mejora la memoria

Para muchos es uno de los grandes placeres de la vida y no es para menos. La siesta, también lo es. La Universidad de Hafi (Israel) realizó un estudio cuya principal conclusión se resumen en que una siesta de 90 minutos a media tarde ayuda a fijar los recuerdos y la destreza.

Dormir bien mejora tus notas

Los niños en edades comprendidas entre los 10 y los 16 años que tienen trastornos respiratorios del sueño como los ronquidos, apnea del sueño o similares, son más propensos a tener problemas de atención y aprendizaje, según un estudio publicado en la revista Sleep. Otro estudio, que realizó un experimento con estudiantes universitarios, reveló que aquellos que no dormían lo suficiente obtuvieron peores calificaciones que los que sí lo hicieron. Así, la privación del sueño afecta claramente al aprendizaje y, en consecuencia, a nuestro resultados académicos.

Dormir bien ayuda a perder peso

No es ninguna falacia. Un estudio de la Universidad de Chicago (EE.UU.) descubrió que dormir poco y mal conduce a un aumento de los niveles de una hormona llamada grelina, que nos provoca la sensación de hambre; de la misma forma, los adipocitos o células grasas liberan menos leptina (la hormona supresora del apetito). Así, motivado por al acción de estas dos hormonas, si estás a dieta y duermes pocas horas, sentirás más hambre que si duermes 8 horas.

Dormir bien evita accidentes de tráfico

Los accidentes que implican  un solo vehículo y están relacionados con el cansancio y al falta de sueño son incluso más numerosos que los accidentes provocados por el consumo de alcohol. La somnolencia, según declara el investigador David Rapoport del NYU Langone Medical Center (EE.UU.) “es groseramente subestimada por la mayoría de la gente, pero el costo para la sociedad es enorme, ya que la falta de sueño afecta el tiempo de reacción y a la toma de decisiones”.

Dormir bien alarga la vida

Un sueño adecuado es una parte clave de un estilo de vida saludable y uno de los beneficios a largo plazo es que dormir las horas adecuadas, entre 7 y 8 horas al día, ha sido asociado a una vida más larga (dormir muy poco o dormir excesivamente provocan lo contrario), según un estudio del St. Luke-Roosevelt Hospital Center de Nueva York (EE.UU.).

Fuente: Revista Muy Interesante.

 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*