Concierto de la Orquesta juvenil de cuerdas

Será este jueves a las 19:30 hs. en la Escuela de Música de Paraná. Además se contará con la intervención de las cátedras de: teatro, guitarra, danza contemporánea, canto lírico, danza clásica, canto popular, danzas tradicionales argentinas, coro, charango, acordeón.

Este jueves 1 de diciembre la orquesta Juvenil de Cuerdas, dirigida por la Prof. Gracia Seguí, de la Escuela de Música, Danza y Teatro «Prof. Constancio Carminio» de la FHAyCS, ofrecerá un concierto de fin de curso. La cita es a las 19:30 horas en el Auditorio «Prof. Walter Heinze» de la Escuela de Música, Danza y Teatro «Prof. Constancio Carminio», Italia 61.

Se contará con la intervención de las cátedras de: teatro, guitarra, danza contemporánea, canto lírico, danza clásica, canto popular, danzas tradicionales argentinas, coro, charango, acordeón.

Sobre la Orquesta

La recientemente creada Orquesta Juvenil de Cuerdas de la Escuela de Música, Danza y Teatro «Prof. Constancio Carminio» de Paraná, que ofreció su concierto de presentación el pasado 8 de septiembre de 2016, formación que la ha impulsado la Profesora Gracia Seguí, quien es su Directora, tiene como objetivo, en primer lugar, ofrecer a los alumnos de cuerdas de la Escuela la oportunidad de desarrollarse en el campo de la música orquestal, complemento indispensable para su evolución en el estudio del instrumento.

Paralelamente con rol fundamental que constituye la música como factor de integración cultural en la sociedad humana y de humanización de las relaciones entre sus miembros, es importante constatar cómo se realiza este modo colectivo.

Los instrumentos de cuerda y arco forman una familia: violín, viola, violonchelo y contrabajo. Cuando, el alumno acude por primera vez con su instrumento y se ubica en la formación orquestal de cuerda, se queda fascinado por la belleza de las armonías y, es la primera vez, cuando se percata de que él también da vida al fenómeno musical, que es parte de este. Esta sensación de pertenencia a algo tan sumamente bello crea en el niño y en el joven músico, la base afectiva sobre la que su motivación para seguir aprendiendo su propio instrumento se transforma en una herramienta psicológica que alimentará el sentimiento de continuidad de la vida, le define su trayectoria y le ayuda a integrarse en la colectividad orquestal, que, en definitiva, es una colectividad humana.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*