Denunciaron a Diario Uno por conducta sexista y violencia contra las mujeres

La organización no gubernamental Red Alerta presentó en la Procuración de la provincia una denuncia contra Diario Uno de Paraná por violar la Ley de protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en los ámbitos en que desarrollen sus relaciones interpersonales.

La presidenta de la organización no gubernamental Red Alerta, Silvina Calveyra, remitió una denuncia al Procurador General de la provincia, Jorge Amilcar García, para que se sancione al medio gráfico Diario Uno que publica el suplemento Ovación y se exija el cumplimiento de la normativa vigente; “ya que se está naturalizando un delito contra los derechos humanos de las mujeres”, dijo a esta Agencia Calveyra.

En ese sentido, precisó que Diario Uno “desde hace un tiempo viene infringiendo la ley, por lo que solicitó la intervención del procurador a fin de que se sancione y se exija el cumplimiento de la normativa vigente; ya que se está naturalizando un delito contra los derechos humanos de las mujeres utilizando publicidades sexistas que promocionan al Club Atlético Patronato; haciendo referencia a un ‘modelo de equipo’ en tapa y el suplemento Ovación; mediante la exposición de mujeres – adolescentes pintados sus cuerpos,  simulando  remeras, semidesnudas;  donde la mujer aparece sistemáticamente definida como objeto”.

Calveyra señaló que “esa publicidad sexista promueve la violencia de género y fomenta una sexualidad masculina basada en la dominación y la violencia sobre el cuerpo femenino que se visualiza como objeto. La vivencia de una sexualidad masculina fomentada por la cultura, los medios masivos de comunicación y las imágenes publicitarias asumen como natural el doblegamiento del otro, definiendo patrones de conducta. Estos medios masivos fomentan múltiples imágenes de las sexualidades ocultando la desigualdad y la deshumanización de las mujeres”, explicó la militante social.

Además, precisó que el medio “avanzó sobre la producción de un marketing de lo intangible creador de necesidades simbólicas, construcción de identificaciones sociales que fomentan barreras, discriminación, exclusión límites puestos en el nosotros-otros. En ese contexto el cuerpo se subsume al mercado como producto, como cosa, sobre el que se labran identificaciones grupales, sexuales y fundamentalmente que refuerzan la sexualidad y el género. Ideales de mujeres y atributos marcados que se refuerzan con cada imagen consumida”.

La práctica social agresiva, denigrante se enmascara bajo la etiqueta de patrones de conducta naturalizados y definiciones de los atributos masculinos y femeninos basados en una relación de desigualdad. Hay una imagen dominante de la sexualidad femenina que asume la posibilidad de que el cuerpo de la mujer sea visualizado como mercancía. La aceptación de la imagen del cuerpo propio como una mercancía es una operación efectiva de esta imagen dominante. Implica aceptar que la sexualidad masculina es activa, desbordante y sin límites mientras que la mujer es pura pasividad que se ofrece. La misma nos da la pauta de una imagen de la sexualidad femenina y de su cuerpo como meros objetos de deleite, consumo y abuso indiscriminado.

En ese marco, Red Alerta aseguró que la gravedad de la conducta en que incurren los medios gráficos, violenta la Ley 26.485, a la cuál adhirió la provincia de Entre Ríos y también la Ley de Medios, por lo que la Procuración General “no puede permanecer impasible ante una afrenta a la dignidad y al debido respeto que universalmente merecen todos los seres humanos, con mayor razón las mujeres sometidas a las distintas formas de violencia y a su estigmatización”.

Fuente: Aim.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*