El gobierno se achica y confirmó otro ajuste está en marcha

El Presidente señaló que habrá un recorte del 25 por ciento de los cargos del Ejecutivo Nacional, que los ministros no podrán tener familiares en el Gobierno y que los funcionarios este año no van a tener aumentos de sueldo. De este modo, se darán de baja muchos contratos que el mismo macrismo creó cuando llegó al Gobierno y se intenta subsanar el escándalo protagonizado por el ministro Triaca.

Recién llegado de su gira europea, el presidente Mauricio Macri anunció un nuevo ajuste en el Estado pero esta vez dirigido a los cargos políticos y a los funcionarios de primera línea. Macri prometió para este año un recorte del 25 por ciento en los cargos del Poder Ejecutivo Nacional y el congelamiento de las paritarias de los funcionarios. Golpeado por el escándalo del ministro de Trabajo, Jorge Triaca, que insultó y despidió por WhatsApp a una empleada doméstica y además ubicó en diferentes aérea del Estado a familiares y allegados, el Presidente incorporó una nueva premisa: “A partir de ahora, los familiares de los ministros no van a poder ser parte del gobierno”, dijo.

“La austeridad tiene que partir desde la política”, definió. “El cambio va en serio”, se entusiasmó.

A tono con el guión de Cambiemos, Macri anunció lo que presentó como las nuevas mediadas de austeridad del Gobierno. “Vamos a reducir uno de cada cuatro cargos políticos del Ejecutivo nacional. Este año los funcionarios no tendrán aumentos de sueldo. A partir de ahora los familiares de los ministros no van a poder ser parte del gobierno”, enumeró esta mañana el Presidente desde la Casa Rosada.

Sobre el recorte de los cargos políticos, Macri remarcó que el Estado no debe ser una “maraña burocrática” donde sea “difícil tomar decisiones”, por lo que prometió reducir un 25 por ciento de los cargos políticos. “Equivale a mil cargos, un ahorro de 1.500 millones de pesos por año”, detalló. Asímismo, anunció que este año “no habrá paritarias para los funcionarios de la administración pública nacional” lo que afectará únicamente a los cargos con “designación política”.

Por último, subrayó que a partir de ahora “ningún ministro podrá tener familiares en el gobierno” y prometió enviar un decreto en los próximos días. Esto último pareció aludir directamente a Triaca, que además de conseguirle un cargo a su empleada doméstica en la intervención del SOMU, ubicó en diferentes reparticiones a sus dos hermanas, Mariana y Lorena Triaca; su cuñado, Ernesto Reta; y su esposa, María Cecilia Locciasano.

Optimista, Macri elogió su paso por el mundo. “En todos los lugares donde estuve todos nos creen, se dan cuenta de que el cambio va en serio”, sostuvo el Presidente, que vaticinó que la economía “va a crecer dos años seguidos gracias a la inversión”.

“Cambiar es no volver a los atajos, cambiar es crecer”, sostuvo Macri unos segundos antes de presentar las nuevas medidas de “austeridad de gobierno”. “Todavía nos falta para llegar al nivel de inversión que queremos, pero cada año estamos mejor. Crecieron las exportaciones porque hemos eliminado todas las retenciones a la exportación. Porque exportar más es traer trabajo”, dijo e invitó a las provincias a tomar las mismas medidas en sus distritos.

Macri fue el presidente que más ministerios creó

El congelamiento salarial alcanzará a funcionarios con sueldos que no bajan de los 152 mil pesos mensuales. El anuncio presidencial llegó en medio de una segunda ola de despidos masivos de empleados públicos y en la previa de la negociación paritaria a la que el Gobierno quiere imponer un techo del 15 por ciento.

El anuncio de “austeridad” dado esta mañana por el presidente Mauricio Macri en Casa Rosada, donde confirmó el recorte del 25 por ciento de los cargos del Poder Ejecutivo y el congelamiento de los salarios para los funcionarios con designación política, llegó en medio de una segunda ola de despidos masivos de empleados públicos y en la previa de la negociación paritaria a la que el Gobierno quiere imponer un techo del 15 por ciento. Además, ocurre a más de dos años de la llegada de Cambiemos al gobierno, que con un discurso de “eficiencia” despidió a miles de empleados públicos e incrementó en un 25 por ciento la estructura de cargos jerárquicos.

“Todos tenemos que ceder algo en función del conjunto”, sostuvo el presidente en línea con el discurso de “reforma permanente” que dio tras ganar las elecciones. Según el presidente, la reducción del 25 por ciento del personal a cargo del Ejecutivo, significará 1.000 cargos.

Este achicamiento de 1 de cada 4 cargos del Poder Ejecutivo, llega a dos años del arribo de Cambiemos a la Casa Rosada, cuando Macri incrementó en un 25 por ciento la estructura del Estado, convirtiéndose en el Presidente que más ministerios y organismos públicos creó en la era democrática.

En su arribo al Gobierno, Macri creó cinco nuevos ministerios, pasando de los 16 que dejó Cristina Kirchner a 21. Además, aumentó  de 70 a 87 las secretarías de Estado; y de 169 a 2017 las subsecretarías, según un informe de Fundación Libertad y Progreso (LyP) hecho en abril pasado.

En la previa del anuncio de la reducción de persona a cargo del Poder Ejecutivo, el Gobierno había iniciado la segunda ola de despidos masivos en la administración pública.

Según la Asociación de Trabajadores del Estado, el Gobierno había despedido a 520 contratados en la previa de la Navidad pasada y el 2018 comenzó recargado con 34 despidos en los canales Ecuentro, DeporTV y Paka Paka, además de 180 despidos en el área de contenidos del TDA.

A esas desvinculaciones se le sumaron durante enero: 260 despidos de Fabricaciones Militares en Azul (Fanazul), 400 despidos en el Yacimiento  Río Turbio, 130 en el Senasa, 120  en el Hospital Posadas y 250 despidos en el INTI, cuyos trabajadores estaban en asamblea en la puerta del organismo “para que puedan ingresar todos los trabajadores despedidos”, mientras Macri hablaba en la Casa Rosada.

La segunda ola de despidos impulsados por el Ministerio de Modernización, encabezado por Andrés Ibarra, promete, según denunció ATE, alcanzar las 19 mil censantías para cumplir con el borrador del plan de “dotaciones óptimas” elaborado durante 2017 por consultoras privadas en mil reparticiones públicas.

De cumplirse lo planificado en esa borrador, los despidos superarían los 11 mil concretados en los primeros meses de Gobierno de Cambiemos.

En el Salón Blanco, el presidente también anunció que “no habrá paritarias” para los funcionarios con cargos políticos y pidió que “si los argentinos están haciendo su aporte, quienes somos parte de la política tenemos que dar el ejemplo”.

Según pudo saber Página 12, el congelamiento salarial alcanzará a unos 324 funcionarios con cargos políticos. Quienes darán el ejemplo tienen salarios que no bajan de los 152 mil pesos mensuales.

Los subsecretarios cuentan con salarios de 152 mil pesos mensuales y la escala continúan hacia arriba: un secretario recibe 168 mil pesos, un ministro, 183 mil pesos, la vicepresidenta Gabriela Michetti, 192 mil pesos; y el presidente 208 mil pesos mensuales. Los directores nacionales, que cobran 97 mil pesos en bruto, sí recibirán aumento.

“El cambio cultural consiste pensar en todos, en cada uno de nosotros, todos debemos colaborar para que en el futuro vivamos mejor”, aseguró Macri esta mañana.

Fuente: Página 12.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*