Emotivo recibimiento para rescatistas que actuaron en Rosario

Bomberos voluntarios llegaron a Paraná con Luna la perra rescatista.

Los bomberos y el personal de las distintas fuerzas que participaron en las tareas de rescate entre las ruinas del edificio que explotó en Rosario, como consecuencia de un escape de gas, fueron despedidos en Rosario con aplausos y emotivos mensajes de agradecimiento.

En tanto anoche llegaron a Paraná los 17 bomberos voluntarios y los cuatro canes adiestrados que participaron de las tareas de búsqueda. En una corta comunicación, el titular del cuerpo de rescatista, Jorge Vallejos, dijo en una nota publicada por Diario Uno que “fue una experiencia increíble”, y aseguró: “Le quiero agradecer a todos los muchachos que integran este gran equipo, que es un familia”.

El jefe de Bomberos Voluntarios, Jorge Vallejos, indicó a la prensa que pasaron “días muy difíciles”, porque, “estuvimos muy comprometidos con los familiares”. Estaban muy cerca de los bomberos y rescatistas.

“Estamos felices porque hicimos el trabajo, y los perros de este humilde cuartel de bomberos, demostraron, desde el primer momento, que de verdad el dinero se invierte en capacitación. Nuestros perros demostraron ser los mejores del país, superamos a los de la Policía Federal, a los del Ministerio de Interior”, indicó.

“Luna (la perra labrador), marcó casi todos los cuerpos. Todos están sorprendidos por lo que hizo la cachorra. Hemos cumplido con la gente, vinimos a hacer este trabajo de corazón y lo hicimos. Misión cumplida”, aseveró, muy emocionado, Jorge Vallejos.

“Encolumnados” al jefe del cuerpo de Bomberos Voluntarios, están “Turco Abid, Tomás Vallejo, Antonella Villa, Matías Albornoz, Lucas García, Nahuel García, Norma Palacio, entre otros. Son una `banda ‘que me siguen. Cumplimos, sin pedir nada”, destacó.

Respecto a la función desempeñada con empeño, aseveró: “Tenemos la conciencia tranquila, lo que aprendemos se lo devolvemos a la gente. Rosario nos necesitaba: estaba aún el fuego, y ya Bomberos Voluntarios de Paraná había llegado con tres camionetas y dos autos particulares, listos para ayudar”.

Vallejos indicó que “ha sido grande” el cariño dispensado por la gente de Rosario, que además de muestras de afecto y aliento, “nos acercaron colchones, frazadas, comida. Hay una habitación llena de ropa, que acercaron para los bomberos de Paraná. No la vamos a llevar; Cruz Roja, lo donará. Además, empresas regalaron gran cantidad de alimento para los perros”.

“La verdad que cuando recuperé el cuartel quería hacerlo grande en mi provincia, no creí que lo iba a hacer grande en el país”, reflexionó Vallejos, orgulloso de la labor realizada.

Y puso relevancia en que “cuando nos vayamos de este mundo no nos llevaremos nada, solamente queda la satisfacción de que hicimos lo que podíamos hacer, para ayudar al prójimo. Y creo que lo hacemos bien, dando todo, aprendiendo, capacitándonos”. Y enseguida anticipó: “Cuando venga una emergencia, allí estarán los bomberos voluntarios”.

Fuente: Diario Uno

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*