Empresarios y sindicalistas calificaron de positiva la cumbre con la Presidenta

“Les pedí que dijeran lo que realmente piensan”, afirmó CFK.

Luego de más de tres horas en el hotel Patagonia terminó el cónclave convocado por la Presidente con empresarios, sindicalistas y banqueros. Según quienes estuvieron presentes Cristina habló primero y luego escuchó a los distintos sectores.

El titular de la Unión Industrial Argentina (UIA), Héctor Méndez, calificó de manera “positiva” al encuentro de diálogo político. “Fue una reunión positiva y con buena onda”, dijo de manera escueta el dirigente fabril a la prensa, al concluir el encuentro.

“Se abre un nuevo capítulo que profundiza la responsabilidad que tenemos que tener los distintos sectores”, adelantó el titular de la UOCRA, Gerardo Martínez. Además aseveró que el encuentro se resultó “muy importante y muy positivo. Apuesto como todos al diálogo”.

La Previa

“Nos vas a retar todo el tiempo”, comentó uno de los empresarios antes de ingresar al Hotel Patagonia. Con este espíritu se inicio la reunión a las 15 entre presidente con las entidades empresarias y sindicalistas sabiendo de antemano que las inquietudes que le iban a plantear respecto a algunos temas económicos serán respondidas por la jefa de Estado con estadísticas que demuestran que sus reclamos no son pertinentes.

Conocedora que luego de las elecciones hubo numerosas menciones a la falta de autocrítica y de dialogo por parte del Gobierno, Cristina previamente al encuentro durante el acto de adjudicación de las represas Néstor Kirchner- Jorge Cepernic con los empresarios y sindicalistas les dijo: “Lo importante es que podamos intercambiar opiniones acerca de estos 10 años, de las cosas que hemos hecho, de las cosas que nos faltan hacer, las de las que seguramente hemos hecho mal y de las que hemos hecho bien. Pero advirtió que “esta autocrítica, esta reflexión sobre uno mismo también lo pedimos sobre cada uno de los sectores”.

Luego se quejó que “siempre” se escuchan críticas dirigidas hacia “un solo sector”. Manifestó su deseo de escuchar críticas hacia otros sectores y no con cierta ironía reflexionó “tal vez no hayan cometido ningún error, ninguna equivocación, este todo ok y los únicos que tengamos que cambiar algo o algunas cosas seamos nosotros el Estado. Pero saben que no creo que sea así”.

Aceptó que es necesario y poner “todo nuestro esfuerzo en las cosas que estamos de acuerdo. Y en las que no estamos de acuerdo, discutirlas y debatirlas”.

Del encuentro participan participaron en representación del Gobierno el ministro de Economía, Hernán Lorenzino; el viceministro del área, Axel Kiciloff; la ministra de Industria, Débora Giorgi; el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray. Llamativamente no estaba entre los presentes el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, el quinto del equipo económico.

También se encontraban presentes los titulares de la UIA, Héctor Méndez; de la CGT oficialista, Antonio Caló; de la CTA alineada al Gobierno, Hugo Yasky; de ADEBA, Jorge Brito, y de ABA, Claudio Cesario, entre otros.

“Les pedí que dijeran lo que realmente piensan”: Cristina de Kirchner.

La Presidente Cristina de Kirchner resaltó que el diálogo entre el gobierno y sectores empresariales y gremiales “fue muy productivo”, y destacó que “todos los actores coincidieron en los números de nuestra economía, el crecimiento” y la generación de empleo, entre otros puntos.

Cristina lo expresó al finalizar el encuentro de Diálogo Político en Santa Cruz, donde calificó a la reunión como “excelente”, y detalló que “hablamos de distintas cuestiones de la economía, y se pasó revista a todos los puntos de vista, y así tanto nosotros como ellos nos fuimos con un importante cuadro de situación”.

A la vez, detalló que el Gobierno “explicó lo fundamental de la economía argentina, y coincidimos en que vamos a repetir más seguido estos encuentros y realizar mesas para debatir temas puntuales”.

“Les pedí que dijeran lo que realmente piensan”, afirmó la Jefa de Estado en un breve diálogo con la prensa antes de retirarse del lugar, donde también admitió que “hay problemas y para ello vamos formar mesas sectoriales”.

En un extenso encuentro de más de tres horas en el primer piso del Hotel Patagonia de Río Gallegos, la jefa de Estado escuchó los reclamos de cada sector y brindó respuestas y explicaciones en una reunión calificada como “muy productiva” por la propia mandataria en una rueda de prensa.

“Pasamos revista a todos y cada uno de los puntos de vista, y el Gobierno explicó los ´fundamentals´ de la Argentina, que como reconoció el titular de la Cámara de la Construcción pueden compararse con los mejores del mundo”, sostuvo al retirarse de la reunión.

De este modo, el Gobierno puso en marcha la llamada ronda de “diálogo social” que la misma Casa Rosada busca motorizar luego de su magra cosecha de votos en las recientes primarias: en esta ocasión, la Presidenta analizó la coyuntura económica doméstica representantes de las principales cámaras empresarios e industriales y sindicalistas afines.

Cristina dijo que fue “una reunión muy productiva que vamos a repetir más seguido”. Empresarios y sindicalistas que participaron del encuentro, en el que se discutió incluso sobre el impuesto a las Ganancias, informaron que este mecanismo de reuniones continuará con el equipo económico del Gobierno con encuentros periódicos cada 20 días o un mes.

“Si fuera por los que ganaron plata, habría muchísimos empresarios K”, dijo Cristina de Kirchner

La presidente Cristina de Kirchner adjudicó las obras de construcción de dos represas hidroeléctricas en Santa Cruz y defendió ante empresarios, sindicalistas y diplomáticos extranjeros el modelo político económico iniciado con Néstor Kirchner en 2003. Pasado el mediodía, dio inicio al encuentro tripartito (Estado, empresas y trabajadores) en un hotel de Río Gallegos. Allí, asistió la plana mayor del gabinete y el equipo económico, con excepción del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno.

“Este crecimiento en esta década, el más grande en los últimos doscientos años, cada vez demanda mayor energía, no solo para la producción industrial, sino para el consumo, la movilidad social ascendente, la provisión de combustibles para autos”, sostuvo al encabezar el acto en la sede del obispado riogalleguense. “Antes algunos argentinos no tenían qué enchufar y ahora acceden a electrodomésticos porque mejoraron su calidad de vida”, destacó.

Asimismo, la jefa de Estado desmintió el apotegma que sostiene que “la gente compra autos porque hay inflación”. “A mí tocó vivir dos procesos inflacionarios en esta provincia. Vivimos el primero en la intendencia con mucho dramatismo, aquí salimos a repartir bolsones de comida. Es una falta de respeto a la inteligencia de la gente decir eso, es tapar el sol con las manos. Cuando compras un usado es porque no llegas al nuevo, y cuando compras el nuevo después pensás en la casa”, evaluó.

“Si los empresarios K son los que ganaron plata como empresas en estos diez años, hay muchísimos empresarios K, y no creo que sea así. (En esta década) hubo oportunidades para hacer negocios. Si les doy la lista (de los que ganaron) se van a impresionar porque la mayoría eran empresarios preexistencia a que los K llegaron al Gobierno”, completó.

En su discurso, también recordó que en los últimos años se marcaron récord en las cosechas, patentamientos de autos, turismo y venta y producción maquinaria agrícola. “Solo producíamos en el país 19% (de maquinaria agrícola) y hoy estamos produciendo 47% en el orden nacional y queramos seguir incentivando el desarrollo y crecimiento de autopartes”, agregó.

Luego del acto, la Presidente compartió un encuentro con dirigentes empresarios y sindicales en el marco del diálogo político al que convocó la semana pasada en el Hotel Patagonia de la capital santacruceña. Según informaron fuentes oficiales, de la mesa de diálogo político participarán Héctor Méndez (UIA); Eduardo Eurnekian (Cámara de Comercio); Gustavo Weiss (Cámara de la Construcción); Jorge Brito (Asociación de Bancos Privados); Ider Peretti (CGE) y Osvaldo Cornide (CAME), entre otros representantes del sector empresario. También formarán parte del encuentro el secretario general de la CGT oficial, Antonio Caló, y la CTA encabezada por Hugo Yasky, consignaron los informantes.

“Cuando los convoqué en Tecnópolis no sabía que el ministro (Julio de Vido) ya los había invitado. Será que estamos tan conectados, que esta reunión debía hacerse cuanto antes. La reunión será productiva porque siempre es necesario discutir. Después de 10 años este gobierno considero ha tenido éxitos importante en desarrollo industrial y desendeudamiento”, advirtió.

La jefa de Estado resaltó que la actividad económica ha crecido 5,1% en lo que va del año, “en un mundo en que se derrumba, se pierden puestos de trabajo” y criticó a los economistas que pronostican futuro incierto para el país. “Los gurúes económicos que en el 2001 nos decían que estaba todo bien, que dejemos los ahorros en los bancos, hoyo nos dicen que el resultado fiscales es endeble”, resaltó.

Fuente: Ámbito Financiero

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*