Encontraron a la nieta de Licha, primera presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo

La entidad que preside Estela de Carlotto encontró a la hija de Héctor Carlos Baratti y de Elena De la Cuadra. Es además nieta de Alicia “Licha” De la Cuadra en cuya casa se realizaron las primeras reuniones de Abuelas.

A pocas semanas de hallar al nieto de Estela de Carlotto, Abuelas de Plaza de Mayo anunció este viernes la restitución de la identidad de la #nieta115 desde que comenzaron su lucha. Se trata de una joven que vive en Holanda, hija de Héctor Carlos Baratti y de Elena De la Cuadra y  la nieta de Alicia “Licha” De la Cuadra, la primera presidenta de la institución.

La joven, de quien no se brindaron demasiados detalles vive en Holanda y al enterarse de la investigación que Abuelas había encarado a partir de una denuncia y que la tenía como protagonista, accedió a realizarse voluntariamente la extracción de sangre que se concretó el 25 de abril de este año en el consulado argentino en ese país europeo.

Carlotto leyó un escueto comunicado en el que brindó detalles sobre el nuevo reencuentro. Elena había nacido en 1954 en Corrientes y fue secuestrada en 1977 cuando estaba embarazada de cinco meses. Su pareja, Héctor era oriundo de Ensenada y ambos militaban en el Partido Comunista Marxista Leninista (PCML).

Los dos estuvieron detenidos en la comisaría 5ª de La Plata donde Elena dio a luz el 16 de junio de 1977 a una nena a la que llamó Ana Libertad. A Héctor se lo vió luego también en la comisaría 8ª de La Plata y se cree que Elena pasó por el Centro Clandestino de Detención conocido como Pozo de Quilmes.

Elena continúa desaparecida mientras que Héctor fue asesinado por la dictadura cívico militar y sus restos fueron identificados por el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) años más tarde.

Elena y Ana Libertad son hija y nieta de Licha, la primera presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo que murió en junio de 2008. “Murió sin poder abrazar a su nieta” se lamentó Carlotto que contó además que “precisamente en la casa de Licha donde se realizaron las primeras reuniones de ese grupo de 12 mujeres del cual nació poco después Abuelas de Plaza de Mayo. De hecho, aseguró Estela, “Licha fue la primera presidenta de la entidad y la buscó hasta el día de su muerte”.

La investigación que dio con Ana Libertad comenzó en 2010 a partir de una denuncia con información sobre una joven que podía ser hija de desaparecidos que llegó a Abuelas. A partir de ahí comenzó una investigación que en agosto de 2013 y con todo el material recabado fue presentada ante la justicia. Al ser notificada acerca de la sospecha, la joven accedió a realizarse la extracción de sangre de manera voluntaria.

“Es inmensa la felicidad que nos produce comunicar la restitución de una nueva nieta” concluyó Estela.

Fuente: Minuto1.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion