Estudio polémico: la infidelidad femenina sería genética

Un grupo de investigadores de Australia explica que la infidelidad femenina podría tener su raíz en una condición genética.

Según un estudio de un científico australiano, la tendencia a la infidelidad femenina podría ser genética. Se reveló que las mutaciones en el gen receptor de la hormona vasopresina pueden conllevar al comportamiento promiscuo en las mujeres.

Un estudio llevado a cabo por el psicólogo Brendan P. Zietsch, de la Universidad de Queensland, en Australia, demostró que la infidelidad en las mujeres se debe a una mutación de la hormona vasopresina. Esta hormona es responsable de conductas humanas como la confianza, la empatía y la vinculación sexual.

En el estudio participaron entre 7.400 gemelos y sus hermanos, que habían mantenido una pareja estable durante al menos un año. Como resultado, se reveló una significativa relación entre cinco variantes diferentes de vasopresina y la infidelidad femenina. El investigador concluyó que el 40% de la variación en el comportamiento promiscuo de las mujeres podría atribuirse a los genes.

Sin embargo, en opinión de Zietsch, existen muchos otros factores que contribuyen a la infidelidad, como por ejemplo, las circunstancias y la disponibilidad de otra persona. El estudio fue publicado en la revista ‘Evolution and Human Behavior’.

Fuente: RT.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion