Femicidios: una mujer es asesinada cada 30 horas en la Argentina

Hubo 271 femicidios entre el 1 de enero y el 20 de noviembre de este año. El dato lo reveló la organización Mujeres de la Matria Latinoamericana (MuMaLá).

Argentina registró 271 femicidios entre el 1 de enero y el 20 de noviembre de 2016, lo que significa que, de media, una mujer fue asesinada cada 30 horas este año, según los datos revelados hoy por el movimiento Mujeres de la Matria Latinoamericana (MuMaLá) y confirmados por otras asociaciones. En lo que va de año, hubo ocho «travesticidios» y de los 271 femicidios, un 75 % fueron cometidos por hombres del círculo íntimo de la víctima, a lo que se une que el 17 % de ellas había denunciado a su agresor, señala el estudio de la asociación.

Los datos muestran además que el mes más violento fue octubre, con un asesinato cada 20 horas, y coinciden con el «Informe de Investigación de Femicidios en Argentina» revelado, también este martes, por la Casa del Encuentro, una ONG que difunde estadísticas de femicidios desde 2008.

El documento también hace hincapié en que se mata a una mujer cada 30 horas en el país austral pero, en este caso, abarca solo los diez primeros meses del año, en los que detectó 230 femicidios que dejaron sin madre a 294 personas, de las cuales 173 son menores de edad.

En su mayoría, las víctimas fueron baleadas (60), apuñaladas (59), golpeadas (30) y estranguladas (23). En el estudio, la asociación civil pidió el cumplimiento de una única estadística oficial sobre violencia y que en las que difunde la Corte Suprema de Justicia, se incluyan los casos en los que el agresor se suicida, así como los travesticidios.

Además, solicitó el tratamiento del proyecto de ley sobre la pérdida automática de la responsabilidad parental del agresor condenado y del anteproyecto que busca que se reconozca económicamente a los hijos de víctimas hasta la mayoría de edad.
La ONG ve necesaria una protección «integral y efectiva» desde una perspectiva de género para la víctima, así como la incorporación de la temática de violencia sexista en los currículos educativos de todos los niveles. Con estas peticiones coincide la coordinadora de MuMaLá, Raquel Vivanco, que en un comunicado consideró que no se garantiza el acceso a la justicia a las mujeres que denuncian a sus agresores porque muchos de los asesinatos fueron cometidos contra quienes lo habían hecho.

Para Vivanco, las masivas movilizaciones realizadas recientemente en todo el país reflejan la «preocupación» de la sociedad ante el «recrudecimiento» de la violencia machista, pero, a su juicio, en respuesta sólo ha habido «grandes anuncios» que no inciden en la vida de las «miles de mujeres» en situación de violencia.

Impulsado por los reclamos de numerosas organizaciones sociales, en 2010 el Gobierno de Cristina Fernández (2007-2015) aprobó una ley de violencia contra la mujer que incluía un plan para prevenirla, sancionarla y erradicarla que no llegó a implementarse.

Finalmente, en julio de este año, ya bajo el mandato de Mauricio Macri, se presentó dicha medida, que aunque según contó a Efe la directora de la Casa del Encuentro, Ada Rico, contempla «todos los mecanismos para prevenir la violencia de género», todavía es muy reciente y sólo si se logra que cada provincia lo cumpla, comenzarán a reducirse las agresiones.

El plan también incluye la obligación de realizar estadísticas oficiales tanto de femicidios como del grado de seguimiento de las denuncias, un reclamo histórico de la ONG, que hasta este año era la única fuente de dichas cifras a falta de investigaciones oficiales.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*