La canasta básica subió 8% y la pobreza crecería 3 puntos

En septiembre, avanzó más que la inflación. Aumentos en alimentos, claves en la suba de la canasta básica.

Por Ignacio Ostera.

La canasta básica subió en septiembre por arriba de la inflación, al registrar un incremento superior al 8%, por lo que la línea de pobreza se ubicó en $7.300 y la de indigencia en $2.931, informó ayer el Indec. De esta manera, la perspectiva es que el porcentaje de la población que no llega a cubrir sus necesidades básicas se incremente en tres puntos porcentuales, llegando a más del 30% desde el 27,3%, que fue el último en darse a conocer.

De acuerdo al ente estadístico, la canasta básica alimentaria avanzó el mes pasado 8,5% y la total, 8,1%. En el mismo período, el índice de precios al consumidor ( IPC) se había encarecido 6,5% y el capítulo Alimentos y bebidas, 7%. Esto demuestra que el alza en el costo de vida producto de la devaluación está impactando con mayor fuerza en los estratos sociales más vulnerables.

En la comparación interanual, la suba fue del 43,1% en el primer caso y 46% en el segundo, en tanto el avance acumulado desde diciembre fue del 36,3% y 35,3%, respectivamente.

El doctor en sociología Daniel Schteingart advirtió que con estos números “la pobreza probablemente supere el 30%”, aunque aclaró que “hay que ver qué pasa con los ingresos y el empleo, sobre todo los informales”.

Los últimos datos oficiales disponibles hasta julio mostraban un crecimiento desde enero del 13,5% para los trabajadores registrados y de apenas 6,9% para los que están en negro.

Por este motivo, Schteingart prevé que el porcentaje de pobres sumará como mínimo tres puntos más, lo que llevará a que durante la campaña electoral del 2019 se ubique cerca del 30%. “Es decir que Macri va a llegar con cifras mayores a las que asumió que eran del 27% o 28%”, planteó el experto. “El peor momento va a ser el semestre octubre marzo”, aseguró.

En ese sentido, el indicador del primer semestre del año fue del 27,3% y así rompió la tendencia descendente que venía mostrando, ya que en el segundo semestre del 2017 había dado 25,7%, en el primero 28,6% y el segundo de 2016, 30,3%.

El Indec estimó que para un hogar con una jefa mujer de 35 años, su hijo de 18 y su madre de 61 se necesitan $7.212 para no ser indigente y $17.958 para no ser pobre. Por su parte, en uno de cuatro miembros con un jefe varón, cónyuge mujer y un hijo de 6 e hija de 8 requirió de $9.059 para la canasta básica y de $22.558 para la total.

A su vez, para uno formado por cinco miembros (varón y mujer de 30 años con hijos de 5, 3 y 1 año) se requirieron $9.528 para superar la línea de indigencia y $23.726 para la de pobreza.

Fuente: BAEnegocios

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*