La producción de las PyMES industriales bajó 5,5% en noviembre

Se cumplen 14 meses consecutivos en baja, aunque también se redujo la proporción de empresas que registraron caída anual. Como dato positivo subió la proporción de industrias con planes de inversión para 2017 y el 24,8% planea ejecutar programas en los meses venideros.

La producción de las PyMES industriales cumplió 14 meses consecutivos en baja, aunque también se redujo la proporción de empresas que registraron caída anual. Si bien casi un tercio de los empresarios relevados dice haber observado alguna señal de recuperación en noviembre, las expectativas para los próximos seis meses se deterioraron y los industriales comienzan a pensar en la posibilidad de que la recesión se extienda. Como dato positivo subió la proporción de industrias con planes de inversión para 2017 y el 24,8% planea ejecutar programas en los meses venideros.

  • La producción de las PyMES Industriales cayó 5,5% en noviembre frente a igual mes del año pasado y 0,3% en la comparación mensual (sin desestacionalizar). De esta manera acumula un retroceso anual de 5,2% en los primeros once meses del año.
  • Los datos surgen de la Encuesta Mensual Industrial realizada por CAME entre 250 industrias PyMES del país. El Índice de Producción Industrial PyME (IPIP) alcanzó un valor de 81,6 puntos en el mes pasado, ubicándose 15,2% por debajo de los niveles de producción de noviembre de 2012 cuando se alcanzó el mayor valor de la serie para ese mes.
  • En noviembre, el 69,2% de las empresas relevadas finalizaron en baja. Si bien la proporción es elevada, se redujo sustancialmente desde octubre cuando las caídas afectaron al 75% de las industrias de la muestra. En cambio, el 16% se mantuvo sin cambios (11,6% en octubre) y sólo el 14,8% tuvo variación positiva en la comparación anual (13,2% en octubre).
  • En materia de rentabilidad, se incrementó levemente la proporción de empresas con rentabilidad positiva pero menos de la mitad presentan esa condición (46,8%). El 53,2% restante mantiene rentabilidad negativa (14,4%) o nula (38,4%). La proporción de industrias con rentabilidad negativa bajó así de 18% en octubre a 14,4% en noviembre frente a las reestructuraciones en muchas firmas para sobrevivir a la recesión.
  • Para los próximos seis meses, las expectativas de los industriales son inciertas. El 36% no sabe qué puede pasar con la producción ya que los pedidos hacia adelante no se reactivaron pero confían en el ‘rebote’. A su vez, bajó de 29,2% en octubre a 17,6% en noviembre la proporción de industrias que cree que la actividad repuntará y en cambio subió de 12,4% a 20,8% el porcentaje de industriales que piensa que la actividad puede seguir cayendo.
  • En la comparación anual de noviembre, las ramas con más caídas por sectores fueron: “Productos de caucho y plástico” (-9%), “Calzado y marroquinería” (-8,9%), “Papel, cartón, edición e impresión” (-8,8%), “‘Minerales no metálicos” (-8,2%), “Productos químicos” (-7,6%), “Productos electro-mecánicos e informática” (-6,3%), y “Productos de metal, maquinaria y equipo” (-6,1%). Un rubro que revirtió la tendencia descendiente de muchos meses fue “Material de Transporte”, ya que repuntó 2% anual de la mano de algunas industrias que vieron incrementar sus pedidos de producción.
  • Un dato positivo en el mes es que creció considerablemente la proporción de industrias con planes de inversión para 2017. En buena medida eso ocurre porque los empresarios comprenden que tienen que hacer mejoras para enfrentar una recesión que podría seguir prolongándose. Si bien son inversiones pequeñas, es una buena señal. En noviembre el 24,8% de las industrias dijo tener planes para el año próximo (frente al 18% en octubre), y otro 18,4% lo estaría evaluando.

Notas Metodológicas Consideraciones Generales

El Índice de Producción Industrial PyME (IPIP) mide el desempeño mensual en la producción manufacturera de las pequeñas y medianas industrias (PyMIS) argentinas. La información se obtiene en base a encuestas directas realizadas entre 250 PyMES industriales del país.

Las empresas han sido seleccionadas en función de tres variables:

  1. Tipo de producto elaborado por la empresa: se determinaron productos que reflejan de manera más fehaciente el nivel de actividad, ya sea en forma directa como indicador representativo de la producción, o en forma indirecta por constituir el insumo principal de otro sector.
  2. Localización geográfica de la empresa: se seleccionaron empresas localizadas en regiones con predominancia en la producción de los productos pre-seleccionados.
  3. Calidad de la información: se relevan empresas en las que pudo comprobarse la calidad y precisión de los datos aportados.

Consideraciones Particulares

El IPIP está dividido en 11 sub-ramas industriales. Para determinar su valor se elaboran numerosos índices de cada una de esas ramas y del nivel general que refleja la evolución de la producción industrial en términos de volumen físico. Estos números resultan útiles para homogeneizar las variables, facilitando su comparación a lo largo del tiempo. El año base de la serie se estableció en diciembre de 2008.

La ponderación de cada una de las ramas industriales se realizó en base al Censo Económico 2004 y al Mapa PYME elaborado por la Sepyme. La consideración asignada a cada sector se puede leer en la siguiente tabla:

Aclaraciones

– El IPIP no es comparable con otros indicadores de producción industrial como el EMI del INDEC porque no incluye sectores como la producción automotriz, refinación de petróleo o acero primario. Pero se incluyen sectores como calzado y marroquinería, maderas y muebles o indumentaria, que son actividades netamente PyME.

– El IPIP surgió como respuesta a la escasa información sobre PyMES que se brinda oficialmente. La muestra es pequeña debido a que las pequeñas y medianas empresas son universo heterogéneo, pero le permite al empresario tener una idea de lo que sucede con su sector.

Fuente: Came.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*