Ley de medios: el Estado y el Grupo Clarín defendieron sus posturas

corte

La Corte Suprema escuchó a las partes. En Conectate Paraná mirá la audiencia completa.

La Corte Suprema formuló medio centenar de preguntas al Grupo Clarín y al Estado Nacional vinculadas a la validez constitucional de cuatro artículos de la ley, en una audiencia donde cada parte defendió su postura.

Los representantes del Estado Nacional pusieron eje en un crecimiento empresario “monopólico” basado en prácticas “depredadoras” iniciadas en la última dictadura cívico militar, entre otros argumentos, mientras que el Grupo Clarín aludió a una “incapacidad de sobrevivir” en caso de la aplicación plena de la ley sancionada hace 4 años y denunció “hostigamiento” estatal.

El cuestionario “consensuado” entre los ministros de la Corte se centró en las discusiones relativas a libertad de expresión y sustentabilidad económica del Grupo, las prácticas monopólicas, los avatares de la fusión Cablevisión-Multicanal, la real aplicación que tiene hoy la Ley de Medios y el eventual perjuicio que causaría a Clarín la validez plena de la norma, entre otros aspectos.

En la audiencia hubo 17 preguntas para el demandante Grupo Clarín y 33 para el Gobierno, 5 minutos para cada respuesta y después cada parte hizo una breve exposición final de diez minutos.

Primero en exponer por ser el demandante, Clarín argumentó una “incapacidad de sobrevivir” en caso de entrar en vigencia los artículos cuestionados en las respuestas dadas por parte de los abogados María Gelli, Alejandro Carrió y Damián Cassino.

“La ley produce un efecto contrario al que declara, se afecta la libertad de expresión porque se afecta la sustentabilidad del grupo”, argumentó Cassino.

“¿Por qué la actora sostiene que se afecta la libertad de expresión” con la ley 26522, pese a que en su artículo 1 declara que “busca desconcentrar la propiedad de los medios de comunicación y aumentar la pluralidad de voces?”, consignó la pregunta 1 dirigida al demandante.

Los abogados aludieron a un “hostigamiento por parte del Estado Nacional” e intentaron vincular las pérdidas económicas que sufriría el grupo con la libertad de expresión.

“Se desbarata un medio que es una puerta al mundo”, avanzó la abogada Gelli en medio de los argumentos que insistieron en unir sustentabilidad económica con libertad de expresión.

“¿Si la libertad de expresión requiere un volumen económico como el del grupo Clarín, qué ocurre con los demás grupos que no tienen esa entidad, no tendrían libertad de expresión o deberían ser subsidiados para equipararlos a Clarín?”, quiso saber entonces la Corte en otra pregunta.

Y Lorenzetti aclaró aún más: “Les pedimos que sean concretos, ¿si alguien no tiene volumen económico no tiene libertad de expresión?”, reformuló cuando la abogada Gelli volvía a hablar de la “sustentabilidad” del grupo.

A su turno, el Poder Ejecutivo Nacional defendió la constitucionalidad de la ley en cuanto a que protege la diversidad de contenidos y prestadores de servicios, y aseguró que 29 prestadores presentaron su voluntad de adecuarse a la ley, y sólo uno, el grupo Clarín, no lo hizo.

La posición del Estado nacional, “el demandado” en la causa “Grupo Clarín SA y otros contra Poder Ejecutivo Nacional y otros sobre acción meramente declarativa”, fue planteada por Daniel Larrache y Graciana Peñafort Colombi, el constitucionalista y asesor externo de la Procuración del Tesoro, Eduardo Barcesat, y el economista Horacio Seillant, que respondieron 33 preguntas.

Larrache, director de gestión, administración y desarrollo de la Afsca, dejó claro que cuando se dice que la ley “no se aplica plenamente es porque un grupo de medios no quiere entrar en las generales de la ley”.

La abogada Peñafort Colombi remarcó que Clarín “logró concentrar más licencias que las permitidas” y señaló que “la libertad de expresión es un valor simbólico que requiere una legislación anterior a que se produzca la vulneración”, a diferencia de la ley de defensa de la competencia, que es posterior.

La Corte preguntó al Gobierno si la ley faculta al Estado a “quitar licencias ya otorgadas a cualquiera de las empresas que ya trabajan en el sistema o las que otorgue en el futuro, sin derecho alguno”, y más concreto Lorenzetti resumió: “en concreto, ¿las puede sacar sin derecho alguno?”.

“Si bien no es materia de este litigio, basta decir que no es una facultad discrecional, hay determinadas condiciones regladas por ley, no son discrecionales estas condiciones”, respondió Peñafort Colombi.

“No se desea reducir las licencias de Clarín, se desea desconcentrar el mercado argentino, no el Grupo Clarín”, agregó ante la siguiente pregunta expuesta en una placa: “Si se desea reducir las licencias del Grupo Clarín, ¿por qué no se hizo por decreto?”.

A la hora de la exposición final de la partes, el abogado Cassino dijo que “lo único que se persigue es desguazar al grupo Clarín” y afirmó no entender “¿para qué quiere el Estado las licencias del Grupo Clarín sino es para silenciar la voz crítica?”.

“La sustentabilidad económica de las empresas es una cuestión central para garantizar la independencia y pluralidad de voces, la producción periodística requiere sustentabilidad económica”, agregó.

En el cierre de la audiencia, el titular de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual, Martín Sabatella, calificó como una “mentira” que la aplicación de la ley “funda a las empresas”.

“Si uno quiere una empresa para definir el rumbo del país, para manipular la opinión pública y para poner o sacar Presidentes obviamente no alcanza, pero para eso deben presentarse a elecciones y ganarlas”, argumentó el funcionario ante la Corte.

Sabatella criticó el fallo de la Cámara Civil y Comercial Federal que declaró la inconstitucionalidad de los artículos, al precisar que “de los seis incumplimientos del grupo Clarín la Cámara salva 5 y medio y afecta a la competencia con lo cual agudiza la situación de posición dominante que existe en el mercado”.

“Es escandaloso el fallo de la Cámara, lo consideramos hecho absolutamente a medida del Grupo Clarín y protegiendo sus intereses”, agregó.

Clarín “concentró su poder económico en relación a la dictadura militar, el país se hundía y ellos crecían”, evaluó Sabbatella, quien finalizó su exposición pidiendo que la Corte ratifique plenamente la norma y sentenció: “nunca menos democracia y nunca más concentración de medios”.

Con la exposición de Sabatella se cerró la audiencia pública y la Corte pasó a deliberar, salvo el ministro Eugenio Zaffaroni quien no asistió a las jornadas por estar de viaje en Alemania.

Fuente: Télam.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*