Ordenaron la detención de Grassi, el cura violador

El Tribunal de Casación bonaerense rechazó los planteos de la defensa del cura e hizo lugar a un pedido del fiscal y la querella para que se lo arreste por no cumplir los términos de la libertad provisional. Ayer la Suprema Corte de Justicia bonarense ratificó la condena a 15 años de prisión por abuso sexual agravado y corrupción de menores.

El tribunal bonaerense aseguró que Grassi “no cumplió” los términos de la libertad provisional otorgada como alternativa al asistir a un programa televisivo y referirse abiertamente a las víctimas que lo denunciaron en el año 2010. La medida la adoptó hoy la Sala Seis conformada por los camaristas Ricardo Maidana y Horacio Piombo, quienes rechazaron la impugnación presentada por la defensa del cura contra una resolución de la Cámara Penal de Morón que había ordenado la detención en abril pasado.

El sacerdote tenía prohibido acercarse, referirse públicamente o comunicarse intencionalmente con las víctimas o con cualquier otra persona íntimamente vinculada a ellas pero, a pesar de ello, “concurrió a un canal de televisión donde violó ese mandato”, entendieron los jueces.

Los magistrados tuvieron en cuenta también el fallo dictado ayer por la Suprema Corte de Justicia bonaerense que ratificó la condena a Grassi a 15 años de prisión por abuso sexual agravado y corrupción de menores. “No puede soslayarse, a esta altura, que las circunstancias han variado sustancialmente en la actualidad respecto del momento en que se le concedió la libertad vigilada”, precisa el texto del tribunal bonaerense.

Ricardo Malvicini, abogado defensor del sacerdote, dijo a la agencia Télam que “no analizamos todavía los terminos del fallo de Casación, si se va a disponer una prisión efectiva o una prisión atenuada”. Agregó que “veremos cómo podemos recurrir este fallo desde otro sector y trasladar este pedido de prisión al de un arresto domiciliario”.

Esta mañana el abogado querellante Juan Pablo Gallego presentó además un pedido de “inmediata detención” ante el Tribunal Oral Criminal N°1 de Morón, que debe ordenar el cumplimiento efectivo de la condena a 15 años de prisión. Por su parte, el fiscal de la causa Alejandro Varela se manifestó en contra de que Grassi continúe en libertad y resaltó que viene solicitando la detención desde 2002.

El fiscal aseguró que hasta el caso Grassi “no conocí en mi carrera judicial una situación en la que una persona con tres instancias de condena firma, continúe en libertad”. Y resaltó: “Sigue en libertad viviendo en frente del lugar donde cometió los delitos” Varela aclaró que pese al fallo de ayer de la Corte bonaerense “la sentencia no está firme y es susceptible de un recurso ante la Corte Suprema de la Nación”. “Si la Corte lo rechaza, ahí queda firme y no se discute más”, dijo el fiscal y aclaró que “en la provincia ya agotó todas las instancias” de apelación.

Grassi fue condenado en el año 2009 a 15 años de prisión por el delito de abuso sexual agravado y corrupción contra un menor que asistía a la Fundación Felices los Niños que dirigía. El cura cumplía una pena de prisión morigerada impuesta por el Tribunal Oral Criminal de Morón hasta que la sentencia quedara firme, mientras que ayer la Suprema Corte bonaerense, que debía dictaminar sobre todo lo actuado, ratificó la condena del juzgado de primera instancia, aunque no tiene atribuciones para resolver la prisión efectiva.

Fuente: P12.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*