Carta abierta de Pérez Esquivel a Cristina

Es por el impacto ambiental de la represa Garabi – Panambi.

El Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel escribió una carta abierta a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner para pedirle que frene la construcción de una represa en el Río Uruguay por el “tremendo impacto ambiental que puede provocar la obra”.

El titular de la Fundación Servicio, Paz y Justicia (SERPAJ) también dirigió la misiva con “profunda preocupación” al gobernador de Misiones, Maurice Closs, y su par de Corrientes, Ricardo Colombi, donde se ubicará la la mega represa Garabi – Panambi.

“Esta política energética, basada en la energía nuclear y las megas represas, está dejando de funcionar por su peligrosidad y sus efectos negativos en los países de Europa y en los Estados Unidos y Japón”, expresó el premio Nobel de la Paz.

Según Pérez Esquivel, la construcción de la represa crea “condiciones de alta conflictividad ciudadana” y provoca “graves violaciones a los Derechos de las personas consagrados en la Constitución Nacional”.

La obra, a su entender, viola “la Ley General del Ambiente y leyes provinciales, como la aprobada a finales del 2011, ley que convoca a un plebiscito vinculante obligatorio e irrenunciable para decidir si el pueblo, soberanamente está de acuerdo o no con la construcción de las represas de Garabi – Panambi o cualquier otra que afecte su territorio”.

“Estamos frente a una clara violación de los Derechos de los Pueblos tal como lo expresa nuestra Constitución Nacional”, denunció el titular de SERPAJ.

“Por todo esto y porque queremos confiar en su compromiso con la defensa de los Derechos Humanos y los Derechos de los Pueblos solicitamos su intervención en este caso que es de suma urgencia y cuyos afectados los habitantes del territorio de Misiones y Corrientes nos demandan acciones rápidas y efectivas”, escribió en referencia a Cristina, Colombi y Closs.

Además, Pérez Esquivel reclamó “el cese de toda actividad vinculada a los estudios de impacto, diseño de obras, a su adjudicación y a cualquier otra actividad de estudio, exploración, adjudicación”, y que “el pueblo Misionero sea consultado, tal lo establecen las leyes de esa provincia para que sea él quien decida soberanamente”.

“Le agradecemos toda la atención que pueda darle a este tema tan preocupante para todas las personas que habitamos el suelo argentino y en particular para los misioneros y correntinos, el derecho a la vida exige de una ambiente sano y equilibrado”, concluyó.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*