¿Por qué comer frutas nos hace bien al corazón?

El impacto sobre las enfermedades cardíacas y la diabetes causado por los cambios en la alimentación condujo a la realización de este trabajo, cuyos resultados fueron publicados en la revista New England Journal of Medicine el pasado 7 de abril.

Dra. Raquel Piazza.

El doctor Liming Li, de la Academia China de Ciencias Medicas, postula que el bajo consumo de frutas es una de las principales causas de muerte prematura entre los adultos de ese país. El motivo: la menor ingesta provocaría una mayor incidencia de enfermedades cardiovasculares.

Si hay algo que caracteriza a la fisonomía de los chinos es la delgadez. La explicación está fundada en la historia misma del  país asiático que fue atravesado por guerras interminables y hambrunas devastadoras.

Pero desde que llegó la globalización, la alimentación de los habitantes cambió y las enfermedades comenzaron a surgir como consecuencia de introducción de otros tipos de alimentos en la dieta diaria. Tal es así que ya cuentan con más 20.000 locales de comida rápida. Este fenómeno fue objeto de estudio por científicos de la Universidad de Oxford y de la Academia China de Ciencias Médicas.

El impacto sobre las enfermedades cardíacas y la diabetes causado por los cambios en la alimentación condujo a la realización de este trabajo, cuyos resultados fueron publicados en la revista New England Journal of Medicine el pasado 7 de abril.

Participaron unos 500.000 adultos de ambos sexos provenientes de zonas rurales y urbanas de 10 localidades de China. Los datos fueron recolectados a lo largo de 7 años. Los participantes fueron personas sanas sin antecedentes de enfermedades cardiovasculares ni tratamientos antihipertensivo al inicio del estudio.

“La asociación entre el consumo de frutas y el riesgo cardiovascular parecer ser muy fuerte en China, donde todavía muchos comen poca fruta comparados con los países de altos ingresos donde el consumo diario de frutas es más común”, señaló el doctor Huaidong Du autor principal del estudio.

El consumo de frutas acarrea distintos beneficios: son fuente de potasio, fibra, antioxidantes, contienen poco sodio y son relativamente bajas en calorías.

Los investigadores encontraron que la ingesta de una o más manzanas o naranjas por día producía una disminución estadísticamente significativa de la presión arterial y de los niveles de azúcar en sangre, con una disminución del riesgo de enfermedades cardiovasculares mayores, entre ellos accidentes cerebrovasculares hemorrágicos y afecciones coronarias.

“Es difícil saber si el menor riesgo en personas que comen más frutas fresca se debe a un efecto real, si es así, el consumo de fruta fresca en China evitaría alrededor de medio millón de muertes al año, de las cuales 200.00 corresponderían a menores de 70 años,” concluyó el profesor Zhengming Chen de la universidad de Oxford, Reino Unido.

Lo que se desprende de esta investigación retrospectiva observacional es que las propiedades de las frutas y una mayor presencia DE ELLASS la dieta produce una reducción estadística importante de la incidencia de la patología cardiovascular. No obstante, los mismos investigadores sostienen que se necesita una mayor evidencia que apoye de manera definitiva este hallazgo.

Fuente: Docsalud.com

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*