Córdoba: ya hay un muerto por los saqueos

Un joven de 20 años murió hoy tras ser herido de un balazo durante los hechos de violencia y saqueos que se registraron en las últimas horas en la ciudad de Córdoba luego del autoacuartelamiento de un sector de la Policía. Capitanich dijo que el gobernador De la Sota no habló con el gobierno nacional por pedido de ayuda.

Fuentes policiales de Córdoba indicaron que la víctima fue trasladada esta madrugada al Hospital San Roque de la capital provincial luego de recibir un disparo en el tórax en circunstancias que por el momento no fueron establecidas. El joven aparentemente era ajeno a los incidentes y recibió el balazo cuando transitaba en motocicleta junto a otra persona por un sector de la ciudad que las fuentes no supieron precisar.

La víctima sería vecina del barrio Ciudad Evita, un sector de viviendas sociales del este de la capital cordobesa.

Tras recibir el disparo, el muchacho, cuya identidad no fue proporcionada, fue trasladado al Hospital San Roque en una ambulancia junto al joven que lo acompañaba, quien dejó el lugar rápidamente y sin dejar sus datos, dijeron fuentes médicas.

Esta es la primera víctima fatal que se registra por los enfrentamientos derivados de los saqueos ocurridos en las últimas horas en distintos barrios de la ciudad a raíz de la falta de policías en las calles por el acuartelamiento de uniformados.

Capitanich: “Se trata de una cuestión de carácter salarial que le compete a la provincia de Córdoba”

El jefe de Gabinete expresó hoy la “solidaridad” del gobierno nacional con las víctimas y damnificados por los saqueos sucedidos ayer en Córdoba y sostuvo que el conflicto que atraviesa la Policía de ese distrito, donde su personal se acuarteló, “es una cuestión de carácter salarial que le compete a la provincia”.

“De acuerdo con la Constitución Nacional, la Nación adopta el sistema representativo, republicano y federal y, en el marco de las autonomías provinciales, la seguridad pública es una de sus competencias, con lo cual se trata de una cuestión de carácter salarial que compete a la Córdoba”, remarcó el jefe de ministros en declaraciones formuladas en el aeroparque metropolitano.

Allí, Capitanich sostuvo que no recibió “ningún llamado” del gobernador de esa provincia, José Manuel de la Sota, con lo cual negó que el mandatario haya pedido ayuda para la provincia.

Por otra parte, aseguró que el gobierno nacional hará un “monitoreo exhaustivo de la situación en Córdoba”, para establecer mecanismos de cooperación y solución a la crisis que derivó en saqueos, pero dejó en claro que la responsabilidad es de la provincia.

“No podemos subrogar la responsabilidad de quien ejerce el gobierno de una provincia. No podemos tener injerencia en temas salariales de la provincia. Lo que vamos a hacer es un monitoreo exhaustivo de cuál es la situación en la provincia, para evaluar un mecanismo eficaz de cooperación y buscar soluciones”, dijo Capitanich.

Agregó que como gobernador de Chaco nunca tuvo “un acuartelamiento de carácter policial”, que “la Gendarmería es una fuerza nacional” y, en ese marco, afirmó que el acuartelamiento es un tema de “incumbencia del gobernador” y no de la Gendarmería.

Fuente: Télam.