Suman acuerdos y las paritarias se consolidan como actualización salarial

Los sectores metalúrgico, construcción, comercio, bancarios y docentes, que nuclean la mayor cantidad de trabajadores, consolidan al proceso como mecanismo ininterrumpido que lleva más de una década.

La recuperación de las negociaciones entre trabajadores y patrones que se afianzaran en 2003 y que se extiende hasta la actualidad, configuran el período histórico más extenso en lo que respecta a la aplicación de paritarias.

Al respecto, el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, explicó hoy que el cierre de “paritarias importantes” en las últimas jornadas es un signo de “la consolidación de las negociaciones colectivas” pese a los pronósticos adversos vertidos desde los medios de comunicación.

El titular de la cartera laboral, volvió a negar que el gobierno nacional ponga topes a las negociaciones y aseguró que esas versiones son parte de “una construcción mediática” que se ha reiterado desde 2003.

En ese sentido, desafió a que se haga un “relevamiento” que constate “cómo ha sido la evolución de las supuestas pautas construidas desde los medios y lo que firman trabajadores y empresarios”.

Según estimaciones oficiales informadas por el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, este año habrá más de 1.600 negociaciones paritarias, habiéndose cerrado ya algunas de las más importantes por cantidad de trabajadores implicados. 

Metalúrgicos

Entre los de peso, el primer acuerdo fue alcanzado el 28 de marzo entre la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) y las cámaras empresarias del sector, que negociaron un aumento salarial anual del 27,25 por ciento en dos tramos.

Al respecto, el presidente de la Asociación de Industriales Metalúrgicos de la República Argentina (Adimra), Gerardo Venutolo, destacó que el cierre de esa paritaria se desarrolló “sin conflictos de por medio, a pesar de la complejidad de llegar a un convenio sin perjudicar a las partes”.

Los trabajadores metalúrgicos, liderados por Antonio Caló, consiguieron una mejora del 15 por ciento desde el 1 de abril y otro 10 por ciento acumulativo a partir del 1 de julio próximo, lo que al final de la segunda etapa conformará un salario garantizado de 6.400 pesos entre básicos y adicionales, exceptuando horas extras.

El convenio metalúrgico involucra a 56 mil empresas y a más de 270 mil empleados.

El 31 de marzo se consiguieron acuerdos en otras dos actividades de importancia, ya que se suscribieron los arreglos para los docentes nacionales y para los trabajadores de la construcción.

Uocra

La Unión Obrera de la Construcción (Uocra) y la Cámara de empresarios acordaron un aumento salarial del 29,6 por ciento en dos tramos.

Los trabajadores consiguieron un 15 por ciento de mejora desde el 1 de abril y otro 10 por ciento acumulativo desde julio.

El titular de la Uocra, Gerardo Martínez, señaló en esa oportunidad que “se logró un acuerdo que tuvo en cuenta el nivel de actividad, lo que es muy importante, ya que en esta tarea no existe la estabilidad laboral, por lo que se apuesta a la estabilidad económica y a recuperar el nivel adquisitivo”.

Docentes

En la misma jornada en que los metalúrgicos sellaron su acuerdo, también lo hicieron el gobierno nacional y los cinco gremios docentes con representación nacional, cuando se fijó un piso salarial de 4.400 pesos a partir de agosto para los maestros de todo el país.

El ministro de Educación, Alberto Sileoni, destacó el entendimiento ya que se venía “de dos desencuentros con los sindicatos en años anteriores y se ha llegado a un 27 por ciento en dos meses”.

El incremento fijado por la paritaria nacional es del 27 por ciento en dos tramos, un 17% en marzo y un 10% en agosto, lo que totaliza un salario inicial del 4.400 pesos.

En tanto, Stella Maldonado, secretaria General de la Confederación de Trabajadores de la Educación (Ctera), remarcó que “es la primera vez que hay un comienzo de discusión sobre un convenio colectivo de trabajo, que es un largo anhelo de las organizaciones sindicales”.

Comercio

Ayer se cerró el acuerdo entre la Federación de Empleados de Comercio y las cámaras empresarias del sector que negociaron un aumento salarial del 17 por ciento desde el 1 de abril y de otro 10 por ciento a partir del 1 de septiembre, no acumulativo, más dos sumas fijas de 1.200 pesos.

El acuerdo contempló que esas sumas fijas no remunerativas sean abonadas el 1 de julio y el 1 de noviembre y beneficiará, durante un año, a un millón de trabajadores mercantiles de todo el país.

Al respecto, el dirigente sindical Armando Cavalieri confirmó que el acuerdo salarial permitirá que un empleado de comercio perciba desde esa fecha 8.451 pesos.

“Se ganó un mes, porque la paritaria mercantil debía regir a partir de mayo próximo”, puntualizó.

Bancarios

Por último, este mediodía la Asociación Bancaria (AB) y las cuatro cámaras empresarias de la actividad acordaron un aumento del 29 por ciento en una sola cuota a partir del primero de marzo sobre las remuneraciones habituales percibidas, informaron fuentes gremiales y oficiales.

El acuerdo, que tendrá vigencia por un año, contempla además el pago de adicionales, sumas fijas, y diversos plus, como los casi 2.000 pesos en concepto de guardería y otros items como para los trabajadores de la zona desfavorable patagónica.

Por otra parte, el Ministerio de Trabajo encarará en las próximas jornadas el inicio o la continuidad de negociaciones de distinto calibre, entre ellas, la de la Unión Personal Civil de la Nación.

Por último, Capitanich volvió a reiterar que el Gobierno trabaja “con mucho énfasis en el resto de las instituciones, con el objetivo de generar el marco regulatorio y las condiciones para que definitivamente los trabajadores y los empresarios, en paritarias libres, se pongan de acuerdo”.

Fuente: Agencia de Noticias Télam.