Timerman recibirá hoy al gobernador Urribarri

asamblea gualeguaychu

El Palacio San Martín será sede hoy a partir de las 11 de un encuentro entre el canciller Héctor Timerman, el gobernador Sergio Urribarri, el senador nacional Pedro Guillermo Guastavino y el intendente de Gualeguaychú Juan José Bahillo. El tema excluyente es el conflicto político, ambiental y social que genera la presencia de UPM (ex Botnia) en la región. Al respecto, el gobernador resaltó que: “En el vecino país tengo muchos amigos, pero nos preocupa cómo una empresa multinacional, por UPM, pueda poner contra la cuerda a un gobierno democrático como lo es el del presidente (José) Mujica, intentando violar el Tratado del Río Uruguay”. En ese marco, subrayó que Entre Ríos le ratificará al canciller que se debe “evitar cualquier tipo de violación a un Tratado que exige decisiones bilaterales”. Y adelantó que seguramente al finalizar el encuentro habrá un comunicado oficial. Por su parte, Bahillo indicó que lleva tres temas puntuales: “nos preocupa y rechazamos el pedido de aumento de producción por parte de UPM; nos preocupa la intención de construir otra planta sobre la cuenca del río compartido; y también recordaremos que es esencial dar a conocer los resultados del monitoreo ambiental que se realizan a través de la Comisión Administradora del Río Uruguay (Caru)”.

La posición de la Asamblea Ciudadana

Por su parte, la Asamblea Ciudadana Ambiental Gualeguaychú viene reclamando desde el año pasado una audiencia con el canciller y hasta ahora todas las gestiones realizadas por la dirigencia entrerriana han sido infructuosas.

Además, la comunidad viene reclamando que se informe sobre los resultados del monitoreo ambiental ordenado por la Corte Internacional de Justicia de La Haya y en este aspecto, Timerman no ha cumplido con su palabra al prometer que iba a dejar que la ciencia hablara.

Hace pocas semanas y después de casi ochos años, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) preguntó si la Asamblea iba a ratificar o no su denuncia contra la empresa finlandesa Botnia-UPM por “violación de los derechos humanos de los habitantes de la cuenca del río Uruguay”. La respuesta no se hizo esperar y además de ratificarla, se está compilando todos los hechos que han afectado al ambiente desde que la pastera comenzó a funcionar.

La denuncia inicial fue presentada en 2005 e incluyó la presentación de más de cuarenta mil firmas de vecinos de Gualeguaychú.

Este miércoles, los asambleístas se volverán a reunir preocupados por la posibilidad de que se autorice de manera unilateral el aumento de la producción de la pastera y si bien nadie aventuró qué acciones implementarán, todos los vecinos consultados coincidieron en señalar que de ninguna manera se quedarán en una actitud pasiva.

De la reunión de hoy con el canciller se espera una postura firme en defensa ya no sólo del ambiente y de Tratado del Río Uruguay sino también de la salud de las poblaciones ribereñas,

Fuente: Diario El Argentino.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*