Tras el femicidio de Concordia: Relevarán si hay más policías en pareja con menores de edad

El sargento de la Policía de Concordia Fabián Casas, quien se encuentra detenido por el homicidio una menor de 15 años, no solo deberá enfrentar una causa por Homicidio calificado por el vínculo (convivía con la menor a la que abusó y embarazó cuando tenía 12 o 13 años), sino que hasta la llegada del juicio deberá estar preso. En medio del debate sobre la relación sentimental del uniformado con la víctima, desde la fuerza de seguridad se ordenó realizar un urgente relevamiento interno para establecer si hay algún otro caso similar dentro de la institución.

El jefe de Policía, Roberto Massuh, se reunió con un grupo de abogados asesores para instrumentar la resolución que posibilite a la institución conocer con mayores precisiones cómo se conforma el núcleo familiar de cada policía. Para ello es que se actualizarán los datos de los legajos de los casi 11.000 uniformados en actividad con el solo fin de que no se vuelva a repetir el hecho por el cual un uniformado se encuentra conviviendo con una menor de edad.

Los policías, al ser auxiliares de la Justicia, saben que la ley prohíbe ese tipo de relaciones y más allá de los consentimientos de las menores o sus familiares, pueden arriesgarse a delitos de índole sexual al estar con una menor.

Como se sabe Casas estaba viviendo con Mariana Romero. Fruto de la relación tenían un niño de 1 año, por lo que se estima que dos años
antes el policía, de 40 años ya tenía relaciones sexuales con la víctima, que fue ultimada de un balazo en la cabeza el domingo en Concordia. Se cree que por celos y problemas de violencia de género se produjo el femicidio.

En la Policía el hecho sacudió a la institución, por lo que se dispuso cesantear al sargento. Además, se organizó una urgente actualización de los datos de todo el personal tanto hombres como mujeres para que den detalles sobre cómo se compone el núcleo familiar.

El mayor problema que tendrá el relevamiento, es cuando se avance en situaciones de índole privada. No solo en la Policía hay relaciones
extramatrimoniales, esto ocurre en distintos sectores de la comunidad, por lo que se trata de ser cuidadoso con la medida para no afectar
ningún derecho de los consultados, o que alguien pueda denunciar el relevamiento como extremadamente abusivo de la privacidad de los
uniformados.

De esta manera, se hizo saber que de no existir alguna información concreta sobre situaciones ligadas con el estupro (según la antigua legislación), se verá qué oficial o suboficial estará dispuesto a admitir internamente que cuenta con una “amante”.

Más allá de eso, se verificará hasta donde lo permita la ley, si en la actualidad hay algún otro agente que se haya casado en primeras nupcias y luego se haya separado para estar conviviendo con una persona que pueda llegar a ser menor de edad. Fuente: Diario Uno de ER.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*