Una familia necesitó $51.775 para no ser considerada pobre

Las canastas básicas quedaron por encima de los aumentos de precios. La Alimentaria trepó 4,2% en noviembre.

La Canasta Básica Total (CBT), que marca la línea de pobreza, tuvo un aumentó extraordinario de 3,7% en noviembre. Así, una familia tipo de cuatro integrantes necesitó $51.775 para no ser considerada pobre, tal como informó el Indec. Por su parte, la Canasta Básica Alimentaria (CBA), que mide el nivel de la línea de indigencia, pegó un salto de 4,2% y registró un costo de $21.573.

La CBA acumuló en los últimos doce meses un aumento del 37,7% y la CBT uno del 40%. En los primeros once meses del año, la CBT creció 33% y la CBA se incremento 38%. El aumento de la canasta de noviembre, en comparación con octubre, se ubicó por encima de la suba de los precios minoristas, que fue del 3,2%. Y, en la variación interanual desde diciembre último, los incrementos que sufrieron ambas canastas también se ubican por encima del alza de los precios minoristas.

En noviembre, el costo de la CBT casi triplicó el salario mínimo vital y móvil, que desde octubre se fijó en $18.900. En cambio, para no caer en situación de pobreza, una familia tipo formada por dos adultos y dos menores, que no paga alquiler, debió tener ingresos mensuales por $51.775.

Para una familia de tres miembros, el costo de la CBT llegó en noviembre a $41.219 y el de la CBA se ubicó en los$17.174. En el caso de un hogar de cinco integrantes, el costo de la CBT fue de $54.456 y el de la CBA alcanzó los $22.690.

La canasta alimentaria está integrada por los artículos que reúnen los requerimientos calóricos y proteicos necesarios para un varón adulto, y la básica total incluye estos alimentos más el costo de servicios públicos y otros gastos.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*